Una vida en equilibrio es una vida ideal y muchos lo vemos como algo lejano e imposible de lograr, pero haciendo pequeños cambios y adquiriendo algunos hábitos, pasito a pasito podemos ver cómo cambia nuestra calidad de vida.

DESCONÉCTATE “REDES SOCIALES”
Gracias a la tecnología nuestro concepto de “relaciones sociales” ha cambiado, el estar conectado genera en nosotros una necesidad de permanecer siempre disponibles y al tanto de lo que sucede en nuestro mundo virtual. Pero hasta qué punto esta necesidad se convierte en ansiedad y en vez de ser simplemente un tiempo de ocio nos afecta nuestro bienestar emocional.

HAZ ALGO POR BENEFICIAR TU ENTORNO
Visto desde un punto de vista interior, nos lleva hacia una reflexión importante ¿Qué estamos recibiendo de la vida y que estamos devolviendo? Va muy de la mano con hacer a los demás lo que queremos que hagan con nosotros, si no te gusta lo que ves a tu alrededor entonces hay que ajustar algunas cosas en tu vida para cambiar tu entorno.También es regresarle al mundo todo lo que nos ha dado. Sí, todos hemos recibido muchas cosas de la vida y es importante retribuir de alguna manera a tantas personas que también necesitan de ti. Puedes inscribirte en un voluntariado, hacer una donación, adopta un perrito, entre muchas otras cosas.

ACTUALIZATE EN LO QUE HACES
Solo dejamos de aprender cuando paramos de hacerlo, es importante incrementar tus conocimientos, capacidades enriqueciendo tu nivel cultural y personal. Estudia algo del área de tu interés o del área que consideres que debes mejorar o que te ayudara para tu desarrollo personal y profesional.

LEE
Los beneficios de leer son muchos, te amplia la mente, la imaginación, la creatividad, el lenguaje y nunca es tarde para hacerlo, hay tantos libros en el mundo… si eres de los que dice “odio leer” estoy segura que simplemente no has encontrado un género que te atrape. Empieza explorando diferentes géneros e identificando cuales te interesan más. Es una buena manera de lograr el punto número uno.

DEDÍCATE MÁS TIEMPO
Ver una simple serie en Netflix es dedicarte tiempo a ti mismo, hay tantas maneras de hacerlo, recupera ese hobbie que hacías cuando niño, aprende ese instrumento musical que siempre quisiste, ejercítate, asiste a una obra de teatro. Esta es una buena manera de hacer las paces con ese niño interior.

COMIENZA A MEDITAR Sin duda alguna uno de los mejores hábitos es la meditación, inicia por lo menos con 5 minutos diarios, aprovecha la tecnología para explorar los diferentes métodos, aplicaciones, libros, videos, existen muchos, elige el adecuado para ti y lo más importante ¡Hazlo!

APRENDE A DECIR ¡NO!
Esta es una de las normas básicas de la vida, no implica decir no a todo, es aprender a aceptar aquello que quieres hacer y aprender a rechazar aquello que no deseas  y que no te hace feliz sin sentir culpa por ello. Es una manera de establecer límites con los demás favoreciendo tu tiempo y tu amor propio.

 

APRENDE ALGO NUEVO
Vale aclarar que sea “algo que no tenga que ver con tu vida laboral”, no solo es importante actualizarte en tu profesión o labor, estar en constante aprendizaje hace que tu mente este siempre despierta y abierta al cambio, te ayuda a ser creativo en tu día a día y ver las cosas desde diferentes puntos de vista. Como  punto extra es la oportunidad perfecta de conocer nuevas personas, nuevos lugares y tener nuevas experiencias.

SER RESPONSABLE
La responsabilidad es algo de lo que habitualmente hablamos y lo asociamos mucho con el “cumplir” pero creo que ese significado va mas allá del “cumplir”, esta orientado al compromiso, es ser capaz de tomar decisiones,  desarrollar conductas enfocadas al mejoramiento continuo de uno mismo y de los demás y por supuesto aceptar las consecuencias de lo que se hace. La responsabilidad refleja honestidad, autonomía y confiabilidad.

ALÉJATE DE PERSONAS NEGATIVAS
Es un hecho “el que anda con la miel algo se le pega” si vives rodeado de personas que se quejan continuamente, o que su tema principal de conversación es la crítica hacia otros. Déjame decirte que esa puede ser una de las razones que te impiden estar en equilibrio. Somos seres sociales y nos encanta hablar y compartir con las demás personas pero si esas personas solo hablan de cosas negativas lo mejor que puedes hacer es salir corriendo… rodéate de personas que te inspiren y para los cuales tú seas inspiración, que hablen de diferentes temas y que siempre vean el lado positivo de cualquier situación.

NO SEAS TAN EXIGENTE CONTIGO MISMO
El primer paso para construir el amor propio es parar de criticarnos todo el tiempo, es costumbre en nosotros hacerlo, porque es algo que aprendemos desde niños, constantemente estamos diciéndonos palabras negativas  “soy tonto” “soy gorda” “soy lenta”… etc.  Este mal hábito se quita cortando de raíz esas frases de nuestro vocabulario. Y si fallas… permítete fallar el triunfo llega después de muchos fracasos, no lo olvides.

VIVE CON MENOS ESTRÉS
Encontrar maneras de vivir sin estrés es una prioridad en nuestra agenda, cuando nuestro nivel de estrés disminuye  somos comprensivos, felices y más sabios. Crea una estrategia de relajación como salir a caminar, cambia de actividad o simplemente habla con alguien.

“No existe una fórmula mágica para lograr un cambio de un día para otro…”

Eso hace que nos frustremos continuamente, porque vivimos en la inmediatez, queremos que esa dieta sea mágica y que sea en 3 días, (mejor en 3 horas)… si queremos un cambio real es necesario hacerlo poco a poco y bien hecho, pero lo más importante es tomar acción, “no te quedes leyendo este artículo” no te va a servir de nada.Para empezar comienza eligiendo una sola cosa, una actividad, experimenta, ponla en práctica  y haz de ella un hábito. Recuerda después de 21 días se forma un hábito y hoy puede ser tu día número.